El año nos deja muchas lecciones, de nosotros dependerá aprenderlas para empezar a construir un mundo mejor.
Que Dios respalde cada uno de sus proyectos, que su amor infinito los abrace y brinde sabiduría.
Por un 2021 próspero, lleno de amor, alegrías, triunfos y metas cumplidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *